BMW abre una fábrica de baterías para coches eléctricos en China

- Por

La firma alemana BMW tiene claro que el futuro del mercado de los coches eléctricos es impostergable, sobre todo en el continente asiático, donde China encabeza la transición hacia los automóviles limpios, con su agresivo mandato de vehículos de cero emisiones.

El grupo BMW abrió una nueva fábrica de baterías de alto voltaje en Shenyang, junto con Brilliance China Automotive Holdings, para abastecer a la planta de la marca en Dadong, operada por la ‘joint venture’ BMW Brilliance Automotive (BBA) y que producirá el híbrido enchufable BMW Serie 5 para el mercado chino.

Estas baterías de alto voltaje, junto con el motor eléctrico, son el “elemento central” de los vehículos parcial y totalmente electrificados, la nueva apuesta estratégica del consorcio automovilístico alemán.

Para Oliver Zipse, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, el innovador centro de baterías de alto voltaje en Shenyang es un paso importante en la estrategia de electro movilidad de BMW Group. Es la primera fábrica de baterías de cualquier fabricante de automóviles premium en China y la tercera en su de producción, después de Dingolfing (Alemania) y Spartanburg (Estados Unidos).

Zipse espera que los modelos electrificados de BMW y Mini representen entre el 15% y el 25% de las ventas globales de la compañía para el 2025. “Al integrar la electromovilidad en nuestro sistema de producción, podremos responder con flexibilidad a la demanda de modelos electrificados”, confió.

Según cifras recientes, el consorcio alemán es uno de los fabricantes “líderes” de vehículos electrificados en todo el mundo, con 68,687 entregas globales entre enero y septiembre de los modelos BMW i, BMW iPerformance y Mini, lo que supone un incremento de 64,2% con relación a los primeros nuevos meses de 2016. Para el presente ejercicio, la compañía prevé vender 100,000 vehículos electrificados.

Los fabricantes de automóviles se preparan para aumentar su producción de vehículos eléctricos en China. Los fabricantes de automóviles necesitan vehículos de cero emisiones (ZEV) para representar el 10% de las ventas de automóviles nuevos en 2019 y el 12% en 2020. Recientemente eliminaron el requisito para 2018, pero el plan es aún más agresivo que cualquier país importante.

VW, Daimler, Toyota, Ford, la alianza Renault-Nissan y, más recientemente, GM, han anunciado empresas conjuntas para producir vehículos eléctricos en China durante el último año y ahora parece que BMW está incrementando sus esfuerzos en el mercado.

Por lo pronto, la empresa conjunta BMW Brilliance Automotive, fundada en 2003, se dedica a la producción y venta de automóviles BMW en China, así como a tareas de desarrollo. Cuenta con 16 mil trabajadores.