Future Mobility Corp, creará el más poderoso auto eléctrico jamás visto

China, es el mercado más grande y más importante para el sector de autos eléctricos en el mundo. Detrás de China hay otros importantes como Noruega, Alemania e Inglaterra.

Todos estos países han mandatado de alguna forma u otra la adopción rápida, incluso agresiva, de estas soluciones; los principales objetivos: mejorar la calidad del aire, disminuir la huella ambiental de la industria, y en general contribuir a la lucha planetaria contra el cambio climático, que es ya la amenaza más grande de nuestro siglo.

Ya fuere a través de mandatos de cero emisiones, o de la paulatina prohibición de los vehículos a gasolina, los mercados de estos países se están expandiendo rápidamente; hace apenas unas semanas reportábamos la firma de un tercer contrato de producción compartida entre Ford y desarrolladoras chinas, para crear nuevas marcas y modelos.

Hoy se ha confirmado una nueva participación importante de compañías internacionales en el mercado chino: la alianza entre tres gigantes para el desarrollo del auto eléctrico más poderoso y más equipado jamás visto. Se trata de BMW, Nissan y Tesla, unidas para crear a la compañía Future Mobility Corp, con sede en China, y apoyadas por Tencent Holdings, firma bursátil que es también una de las fuertes inversionistas de Tesla.

Los planes son, que a través de la Future Mobility, se comercialicen, hacia el 2022, tres nuevos modelos de la marca Byton. El primero de ellos será una SUV sport con características muy especiales.

“Las inversiones que ha captado Future Mobility Corp., ascienden a los USD$200 millones, a través de diferentes firmas como la China’s Suning y la Fullshare Holdings. Los planes son lanzar tres vehículos hacia 2022. El primero de ellos será un vehículo mediado, crossover, SUV sport, que ya está en fases avanzadas de producción. Este primer modelo penetrará al mercado de china a finales de 2019”, confirmó la compañía ante los medios.

Se dijo también que, poco después de eso, el vehículo podrá comercializarse en los mercados de América y Europa; y que los modelos serán capaces de conducirse por sí mismos.

Respecto a las características del nuevo vehículo, destacan dos: su rango increíble de autonomía y su gran pantalla interior. La compañía afirma que su paquete de batería de última generación le permitirá al dispositivo desplazamientos que superen los 500 kilómetros con una sola carga; y, además, será de carga ultra rápida.

“Pretendemos que el auto ofrezca niveles de eficiencia similares a los de un auto a combustible, en lo que respecta a tiempos de carga: queremos reducirlos al máximo. Y eso es precisamente lo que estamos a punto de lograr: el tiempo que le tome al usuario beber una taza de café será el que baste para cargar a la batería lo suficiente para viajar una semana en la ciudad. Con Byton realmente se lograrán eficiencias tope”.

Por si esto fuera poco, el automóvil estará equipado, en su interior, con pantallas de más de un metro de largo: tanto en el volante, como en el tablero, el usuario podrá interactuar con su vehículo sólo con el toque de sus dedos, y más que eso…

La pantalla del volante tendrá unos veinte centímetros de largo, para los controles manuales, y la pantalla del tablero atravesará todo el frente del vehículo: medirá un metro veinte de largo. Las pantallas serán sensibles a las gesticulaciones del usuario, lo que permitirá un control facial, en lugar de táctil.

La interfaz del vehículo tendrá a su vez una gama amplia de soluciones de conectividad que lo posicionarán como uno de los más modernos del mercado.

Discusión