Google opera oficialmente con 100% de energía renovable: llegó a los 3GW de poder

El gigante digital, Google, tiene al menos una década de implementar mejoras en la infraestructura de su compañía, en orden de reducir su huella ambiental; en 2007 se comprometieron a ser una corporación neutral de carbono, y desde entonces lo han logrado. Al día de hoy, opera con 100% de energía renovable, gracias a su participación en el mercado de compensaciones, y a sus inversiones en energía verde.

Pero una compañía neutral de carbón tiene, no obstante, un significado concreto: no es que Google no emita emisiones, sino que, a través de distintas estrategias, han logrado neutralizar esas emisiones; bien a través de una activa participación en el mercado de carbón, o bien en una reducción real de las mismas.

Urs Hölzle, Vicepresidente de infraestructura de Google, lo explica de esta manera: “En 2016, nuestras emisiones netas de gas carbónico fueron de 2.9 millones de toneladas; pero gracias a nuestros programas de inversión en energía renovable, nuestras emisiones operacionales netas, fueron de cero”.

“Gracias a nuestros esfuerzos en eficiencia de energía, nuestra intensidad carbónica ha disminuido, pese a que nuestra compañía, así como nuestro uso energético, han crecido. Nuestras emisiones producto de nuestros Centros de Datos se han cortado en un 59%, durante los últimos cinco años. Esto quiere decir que producimos nuestros productos y brindamos nuestros servicios con un impacto menor de carbono, y todo esto antes de recurrir a las compensaciones por emisiones”.

Las compensaciones por emisiones de carbono, en inglés carbon offsets, son lo que en México conocemos como Certificados de Energía Limpia: instrumentos que sirven para medir la participación de ésta en las operaciones de alguna compañía, y a su vez, monedas en un mercado de carbono. Los certificados pueden comerciarse alrededor del mundo y el capital alrededor de ellos se reinvierte en activos energéticos renovables.

Al respecto de la participación de Google en este mercado, Hölzle dice: “tenemos ya una década de ser carbono-neutrales; y lo logramos a través de tres caminos, uno: trabajamos para reducir en la mayor medida nuestro consumo energético, impulsando agresivos programas de eficiencia; dos: compramos mucha energía renovable, y tres: compramos compensaciones para las emisiones que no hayamos neutralizado”.

Desde hace diez años, Google ha participado con más de 40 programas de compensación carbónica para neutralizar cerca de 16 millones de toneladas del gas.

Un operador 100% renovable

En 2010 Google concretó su primera compra sustancial de energía: fue por 114 mega watts (MW), a la compañía de generación eólica NextEra Energy, y fue con contrato por 20 años. Desde entonces sus inversiones en la materia han alcanzado los USD$3,500 millones en activos alrededor del mundo; dos tercios de los cuales, sin embargo, están en Estados Unidos.

Recientemente, a través de Twitter, Sam Arons, el jefe de la unidad energética de Google, anunció que, a través de la participación en tres nuevos activos eólicos –uno con Avangrid, en Dakota del Sur, por 2*98MW; otro con EDF en Iowa por 200, y el último con GRDA en Oklahoma por 138 MW– Google había llegado a la potencia operativa renovable de tres giga watts globales.

Esta potencia cubre el 100% de las operaciones de la compañía, y la convierte de paso en la compradora más grande energía verde, casi el doble del segundo lugar, que es Amazon, con 1.5 GW.

Hölzle dice a este respecto: “los últimos seis años, los costos de la energía eólica y solar han caído 60 y 80% respectivamente. Esto prueba la sostenibilidad de la misma, ya que, hoy en día, la renovable es la opción más rentable de consumir energía; y la energía eléctrica es una de las porciones más grandes de nuestros gastos”.

Para descargar el Reporte Ambiental de Google, da click aquí

Discusión