Jaguar revela lo que será el futuro de la compañía en materia de autos eléctricos

La fabricante de automóviles con base en Coventry, Inglaterra, ha dado a conocer una serie de anuncios que permiten vislumbrar lo que será el futuro de la compañía en materia de electrificación de su flota. Más precisamente, informaron que, a partir de 2020, todos los nuevos autos de Jaguar Land Rover tendrán motores eléctricos, algo similar al objetivo planteado recientemente por Volvo. Esto, junto con la presentación de su primer vehículo eléctrico -que ocurrirá en 2018- y la revelación de un automóvil conceptual que apunta a satisfacer las necesidades de los usuarios del año 2040, da algunos indicios sobre la dirección que tomará la compañía británica en los próximos años.

“Cada nueva línea de Jaguar Land Rover será electrificada a partir de 2020, dando a nuestros clientes aún más opciones”, expresó el director de la fabricante, Dr. Ralf Speth. Si bien es una gran noticia, es importante aclarar que no significa que dejarán de lado los automóviles impulsados por gas, sino que, desde ese año, agregarán motores eléctricos a las nuevas líneas. Lo mismo se ha propuesto Volvo, aunque la meta está fijada para 2019. “La demanda creciente de soluciones eléctricas de nuestros clientes tiene que ser atendida por nosotros. Queremos posicionarnos hacia el futuro, y responder de manera eficaz a los movimientos del mercado. Ahora podrás elegir cualquier automóvil de Volvo y tendrá la opción de ser eléctrico”, dijo Håkan Samuelsson, presidente y CEO de la compañía con sede central en Suecia.

Respecto a la producción de líneas totalmente eléctricas, Jaguar ha diseñado un crossover enchufable bautizado I-Pace, que verá la luz en la segunda mitad del próximo año. El vehículo será el primer eléctrico de la compañía, y contará con 516 libras-pie de torque, 400 caballos de fuerza y la capacidad de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en tan sólo 4 segundos.

A su vez, lanzarán una versión eléctrica del icónico modelo E-Type de 1968, que pasará a llamarse E-Type Zero, y tendrá una batería de 40 kWh con un alcance de 270 kilómetros. “El motor eléctrico y el engranaje de reducción se encuentran justo detrás de la batería, en el mismo lugar que la caja de cambios del Type-E, y el peso total es 46kg más bajo que el E-tipo original”, indican desde la compañía. Será presentado en un festival tecnológico de Jaguar en la Universidad de las Artes de Londres, que comenzará mañana y se extenderá hasta el 10 de septiembre.

El proyecto más interesante de la empresa británica es, sin dudas, la creación de un vehículo conceptual ideado para el año 2040, que plantea una visión a futuro sobre las necesidades que tendrán los usuarios del mañana. “Pensamos en como una marca de automóviles de lujo puede seguir siendo deseable en una era más digital y autónoma”, explicó Ian Callum, Director de Diseño en Jaguar. El vehículo contará con “Saya”, un volante activado mediante la voz, y será totalmente autónomo. “Ya sea que se trate de trabajar, recoger a los niños de forma autónoma de la escuela o disfrutar de la conducción en el fin de semana en el campo, si hay una opción de los coches a la carta en las calles de la ciudad, debemos asegurarnos de que los clientes desean nuestro servicio 24/7 sobre nuestros competidores”, detalló Callum.

Discusión