Lanzan en China un barco de carga todo eléctrico: tiene un poder de 2.4 MWh

Un nuevo barco de carga completamente eléctrico realizó con éxito su viaje inaugural en las aguas de Guangzhou, en China, el mes pasado; y aunque no es la primera vez que el sector de transporte marítimo se inclina por tecnologías de cero emisiones, es el primer dispositivo en su tipo, y tiene una impresionante capacidad de 2.4 mega watts hora (MWh), según lo reportado por China News.

La nave tienes unas dimensiones de 70.5 metros de largo, y 13 metros de ancho; y desde la base hasta la cubierta, 4.5 metros de profundidad. Además, puede cargar 2000 toneladas. De acuerdo a lo reportado por los medios chinos, su tren motriz está compuesto por dos propulsores eléctricos de 160 kilo watts cada uno, añadidos a una serie de supercapacitadores, que le otorgan a las 1000 baterías de litio que componen todo el paquete, una espectacular capacidad total de 2.4 MWh.

Para poner en contraste, esto serían como 24 modelos S de Tesla juntos; con todo ello, en una sola carga, el barco es capaz de desplazarse sin la necesidad de una nueva carga, unos 80 kilómetros: lo necesario para realizar viajes cortos de puerto a puerto.

El diseño de la embarcación corrió a cargo de la firma Hangzhou Modern Ship Design & Research Co., y de acuerdo a las palabras de su CEO, Huang Jialin, tomó más de un año construirlo. Fue la firma Guangzhou Shipyard International, la que invirtió en el proyecto. 

De hecho, el dispositivo está diseñado específicamente para realizar viajes cortos, a lo largo del río Pearl, en la provincia de Guangdong: el barco lleva carbón de punto a punto. Además de la impresionante capacidad de su batería, los ingenieros que lo desarrollaron, implementaron un sistema de carga que le permite llenar su capacidad en unas dos horas; las mismas que tardan en cargar y descargar el carbón que transporta el barco.

Aunque parece una contradicción el hecho de que se haya desarrollado un barco eléctrico de carga, para llevar carbón; la opinión de los expertos muy positiva, en su visión, esto constituye un gran paso dado en la dirección correcta, mismo que llevaba tiempo esperando una innovación como esta.

Wang Yongchen, un defensor medioambiental de Beijing, celebró la creación del barco con estas palabras: “este tipo de embarcación considera el equilibrio que tiene que existir entre los seres humanos y la naturaleza: ya que puede cuidar la calidad del agua, de la vida marina debajo de él, y muchas otras embarcaciones que trabajan en ríos locales, deberían copiar lo que se ha hecho con éste”.

Dado que China mueve una gran cantidad de carbón, la implementación de un dispositivo como este ayuda a evitar la quema de miles de litros de combustible, y la emisión de gases carbónicos equivalente a millones de automóviles privados.

Es en este sentido que se celebra la creación del barco: la gasolina de este tipo de embarcaciones es rica en sulfuro, uno eléctrico evita en gran medida la contaminación del aire de la región, de por sí ya afectada enormemente.

Aunque el barco es el primero en su tipo, y hace viajes cortos, se espera que el éxito de éste ayude a detonar nuevas innovaciones a lo largo de todo este sector industrial: que nuevas firmas de ingeniería desarrollen nuevos barcos, ahora de larga distancia, y que sirvan a estos propósitos.

Como ya lo había hecho ABB en Suiza, en China muchos ferries de carga podrían volverse eléctricos. El primer paso ya está dado, sin embargo, y se espera una expansión importante de este tipo de dispositivos para el sector.

Discusión