Los beneficios fiscales de tener bicis y autos eléctricos en México

- Por

Con la intención de incentivar a los ciudadanos mexicanos a que utilicen el transporte alternativo y ecológico que evite la contaminación, algunos contribuyentes mexicanos pueden deducir impuestos y obtener beneficios fiscales al comprar bicicletas eléctricas y automóviles de cero emisiones o híbridos.

Como parte de la Miscelánea Fiscal del Paquete Económico 2017, aprobada por las Cámaras de Diputados y Senadores en octubre de 2016, a partir de este año, algunos mexicanos cuentan con más posibilidades de acercarse a dicha alternativa de transporte que además sirve para combatir el alza de precios de las gasolinas.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, uno de los objetivos principales de la Miscelánea Fiscal 2017 es disminuir la emisión de gases contaminantes en el país y hacer más accesible el transporte ecológico a los ciudadanos.

Así, las personas físicas con actividad empresarial y profesional pueden deducir hasta el 25 por ciento del valor total en la compra de una o más bicicletas eléctricas y convencionales, así como motocicletas eléctricas.

Asimismo, se aplica una deducción de hasta 250 mil pesos en la compra de autos eléctricos e híbridos, para, por ejemplo, meterlos a trabajar como Uber o Cabify, así como para usarlos como flotas dentro de empresas. Tal monto es superior a los 175 mil pesos que se usan para vehículos de combustión interna.

Además, quienes utilicen temporalmente automóviles eléctricos o híbridos podrán tener una deducción diaria de 285 pesos por la renta de un vehículo de dichas características.

También, dentro de la Ley de Impuestos Sobre la Renta de la Miscelánea Fiscal 2017, se otorgará un crédito fiscal de 30 por ciento al monto de las inversiones en fabricación y distribución de equipos fijos de alimentación para vehículos eléctricos.

Sin embargo, dichos beneficios fiscales solo se aplican a personas morales y personas físicas con actividad empresarial y profesional, es decir, no al grueso de los contribuyentes mexicanos, lo cual fue criticado por algunos especialistas y analistas en materia tributaria, aunque elogiada por expertos en el sector de las energías renovables.

Ante ello, algunos legisladores mexicanos aseguraron que, aunque el beneficio fiscal es un avance en materia de movilidad sustentable, el incentivo debería ampliarse al grueso de los contribuyentes que presentan su declaración anual ante la Secretaría de Hacienda.

En su momento, el diputado Vidal Llerenas Morales propuso a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que la compra de bicicletas eléctricas y convencionales se incluyera en las deducciones personales que se autorizan para todas las personas físicas dentro del artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), pero su propuesta no fue avalada.

“Por un lado es positiva la nueva medida, ya que es la primera vez que existe una política pública nacional en el campo tributario y en apariencia para crear una consciencia ambiental, pero sería importante que todas las personas tuvieran posibilidad de hacer la deducción”, explicó Llerenas Morales.

Sin embargo, el diputado perteneciente al partido Movimiento de Regeneración Nacional considera que el beneficio fiscal se puede extender a todos los contribuyentes mexicanos, ya que el Poder Ejecutivo cuenta con la facultad para concretar dicha medida.

“Espero que en la próxima ley se pueda hacer extensivo a todas las personas físicas, ya que sería un incentivo fiscal justo y un subsidio justificado para la poblacional”, dijo Vidal Llerenas Morales.

Por su parte, especialistas en el sector energético consideran que las medidas fiscales implementadas a partir de este año en México pueden incentivar a los ciudadanos y contribuyentes a usar medios de transporte ecológico, los cuales serán así más accesibles en costos y que, aunque no sean todos, es un buen inicio.

Tal es el caso de Luis Miguel Labardini, analista y asesor financiero especializado en el sector energético, quien en entrevista con este medio considera que dicha medida fiscal es positiva para la economía de los contribuyentes y para combatir la contaminación.

“Es una alternativa positiva ante los precios más caros del combustible por la liberación de la gasolina y además es un incentivo para utilizar medios de transporte de cero emisiones que ayuden al planeta”, indicó Labardini, miembro de la firma de asesoría financiera Marcos y Asociados.

Asimismo, Enrique Nava, Licenciado en Contaduría por la UNAM con especialización en impuestos, considera que se trata de una buena medida en materia tributaria, pero que sería más conveniente si se aplicara a todas las personas físicas.

“Es un buen incentivo fiscal, pero para incentivar realmente el uso de la bicicleta eléctrica y convencional, así como de autos de cero emisiones, el beneficio fiscal debería aplicarse en las deducciones personales de todas las personas físicas”, explicó el contador público.

Actualmente, en México existen algunas empresas especializadas en la venta de bicicletas eléctricas, pero debido a que todavía no existe un auge de dicho medio de transporte, todavía sus costos son altos, pues la más accesible puede costar 13 mil pesos y después los precios dependerán de las características del producto.

Una de dichas tiendas especializadas es Electro Bike, la cual vende bicis para todo tipo de terrenos con motores de entre 250 y 500 watts. Eduardo Cymerman, CEO de la compañía, que tiene varias sucursales en todo el país se congratuló por las nuevas medidas, no solo por los beneficios que tendrá su negocio, sino por el impulso que se le da al estilo de vida saludable que él promueve.

“Esperamos un incremento significativo en la oferta y demanda de las bicis eléctricas y el transporte de cero emisiones e híbrido, lo cual podría disminuir la emisión de gases contaminantes y mejorar la movilidad en las ciudades”, dijo Cymerman.