Los precios de la energía solar continúan a la baja y México entre los más baratos

- Por

Un informe elaborado por Ben Gallagher, analista solar especializado en sistemas fotovoltaicos, para GTM Research -empresa de análisis y consultoría sobre la industria eléctrica mundial- ha revelado que los precios del mercado solar fueron marcadamente más bajos en los primeros seis meses del corriente año. El estudio busca analizar las razones que derivaron en la caída de los precios, al mismo tiempo que intenta elaborar proyecciones sobre como continuará la industria solar en los próximos años. Los países que cubre son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Chile, Francia, Alemania, India, Japón, México, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos.

Si bien es una tendencia ya conocida, el continuo descenso en los precios del mercado solar sigue sorprendiendo a los especialistas: según GTM, en 2022 se dará una caída del 27% en los precios globales, siendo del 4,4% en cada año. Entre 2013 y 2016, los precios bajaron a casi la mitad en prácticamente todos los países alcanzados por el informe. Incluso, en la primera mitad del año, ya se han logrado valores menores al dólar por vatio en Egipto, México, China e India. Respecto a este declive, Gallagher indica que “los precios de los componentes están empezando a perder su variación de precios de un país a otro”, agregando que “muchas de las políticas que crearon precios de hardware regionales han sido erosionadas por las fuerzas del mercado».

GTM Research.

El caso de India es realmente sorprendente: gracias a un exitoso sistema de licitaciones, que han conseguido ofertas competitivas, el país tiene los precios más bajos de cualquier mercado solar principal en el mundo. India tiene un sistema de fijación de precios de 65 centavos por vatio, un valor que es producto de una mano de obra sumamente barata, según GTM. Sin embargo, Gallagher advierte que “el proceso competitivo de licitación tiene un efecto secundario perjudicial: se ha informado de una preocupación generalizada acerca de la viabilidad de muchos de los sistemas actualmente instalados, ya que se sospecha que muchos fueron construidos apresuradamente utilizando componentes de mala calidad”. El autor agrega que los desarrolladores buscarán crear normas de control de calidad más exigentes en cuanto a la instalación y adquisición de los equipos.

GTM Research.

El precio más alto lo registra Japón, con sistemas que funcionan a 2,07 dólares por vatio. Estos valores se atribuyen a las condiciones climáticas de la región, que requieren costos extra de ingeniería, principalmente debido a los fuertes vientos, a los terremotos y a la erosión generada en las laderas de las montañas. El Reino Unido, por su parte, tiene el precio más bajo de todo el occidente de Europa, impulsado por la adopción común de inversores de cadena. El caso de Estados Unidos es único, debido a la denuncia realizada por Suniva -productora de paneles solares radicada en Atlanta-, que demandó a la Comisión de Comercio Internacional (ITC) del país, argumentando que la entrada masiva de paneles solares baratos de Asia provocó una reducción en la producción nacional y el consecuente quiebre de la compañía, ocurrido en abril del presente año. Suniva solicitó elevar el precio mínimo de importación a 0,78 dólares por vatio -cifra considerablemente más elevada que el valor actual de 0,37 dólares por vatio-. La comisión tiene tiempo hasta el 13 de noviembre para llegar a una decisión, aunque el presidente Trump será quien tenga la última palabra. Según GTM, el impacto potencial de la demanda podría significar una caída de la generación nacional de 72.5 GW a sólo 36,4 GW entre 2018 y 2022.

GTM Research.

México, el único país latinoamericano que cuenta con una industria solar, presenta el tercer precio más bajo -también a menos de 1 dólar por vatio-, siendo superado solamente por China e India. El gobierno ya ha anunciado inversiones para aumentar la capacidad de energías renovables en un 165%, lo que implicará un incremento del 54% en el potencial solar de la nación. En 2016 se registró un récord histórico en la generación bruta de energía fotovoltaica, con un valor de 556.7 GWh.