Mercedes invertirá mil millones de dólares para producir sus autos eléctricos en E.U.

- Por

El primer auto completamente eléctrico de Mercedes, anunciado hace apenas unas semanas en Frankfurt, el EQ, será construido también en Alabama, Estados Unidos, gracias a una millonaria inversión de Daimler en su producción de ese país.

Los planes de la alemana para su participación en el ring de los autos eléctricos son bastante claros: consolidar una red mundial de capacidad productiva, para desarrollar y ensamblar autos eléctricos de lujo, de las marcas Mercedes, Smart, y la más reciente EQ, en todo globo, y en particular, en los mercados más importantes de éste: Europa, China, y más recientemente, Estados Unidos.

Nuestro país vecino tiene años rompiendo records de ventas de autos enchufables; las cifras de junio, de acuerdo al Monthly Sales Chart For The Major Plug-In Automakers, las sitúan en 17,182 unidades vendidas, 16 por ciento más que el mismo mes del año anterior; las cifras de acumulado enero – junio de este año, arrojan 89,258 unidades, un aumento del 32% frente al mismo periodo del año anterior.

Con esto en mente, la alemana le inyectó a su capacidad de producción estadunidense USD$1000 millones de dólares; específicamente a su planta de Toscaloosa, en Alabama. La decisión fue tomada, además, en el marco del 20 aniversario de la planta.

Markus Schäfer, miembro de la Junta de Divisional de Mercedes, lo puso de esta manera: “estamos muy contentos de cumplir 20 años de producción aquí en Toscaloosa, y lo celebramos expandiendo nuestras operaciones en la región, específicamente a lo que respecta para autos eléctricos. Con esta millonaria inversión expandimos de manera agresiva nuestra capacidad de producir autos eléctricos y baterías, en Europa, en China, y ahora aquí en Estados Unidos. Queremos enviar un mensaje muy claro a las demás firmas desarrolladoras: Mercedes Benz se va a mantener a la vanguardia”.

Y es que la expansión que posibilitarán los mil millones será destinada para la producción de su EQ, como decíamos arriba, pero también para la de paquetes de batería y trenes motrices; se planea, que su producción no solo alimente al mercado de Estados Unidos, sino que también exporte sus capacidades a Europa –donde la compañía ya está operando su transición de combustible a eléctrica–, y a China –en donde, recientemente, invirtió USD$740 millones para producir baterías.

Con esto, pues, queda consolidada una red tripartita para toda la producción eléctrica de Daimler.

La construcción de los casi 100,000 metros cuadrados adicionales en Toscaloosa, iniciará alrededor de 2018, para que las operaciones inicien con la nueva década, así como la producción del EQ en Estados Unidos. Sabemos, por otro lado, que el dispositivo empezará a producirse en Europa ya en 2019, primero en Alemania.