Tesla podría dominar el mercado en 2020, dice Morgan Stanley

- Por

Hace un par de semanas, la entidad financiera Morgan Stanley emitió un informe sobre autos eléctricos que ponía a Tesla como la más fuerte competidora del momento, y como la que podría dominar al mercado, gracias a su modelo de reciente comercialización: el Model 3, y al Model Y, que habrá de llegar próximamente.

Ciertamente, la compañía con sede en California es la que mantiene planes de expansión más ambiciosos: sabemos de su ambición por incrementar su producción a 500,000 unidades anuales, y sus poderosas inversiones para su red Supercharger.

Hace una semana reportábamos los planes de Elon Musk, de crear una súper red continental de carga para norte y centro América. Con la reciente comercialización de su Model 3, la compañía se pone en la primera fila de las firmas de vehículos cero emisiones.

Estas capacidades son, precisamente, las que destaca el informe: las proyecciones de la firma dan cuenta del crecimiento que tendrán los autos de Tesla para el final de la década, y posiciona a Google y a Alphabet como sus principales competidoras para ese futuro cercano.

El lector asiduo de este sitio, igualmente, podrá hacerse una imagen mental certera de cómo el mercado ha crecido los pasados dos años, y de cómo habrá de comportarse en un futuro: con mercados súper potentes de vehículos eléctricos como Noruega y China, y los primeros modelos de producción masiva ya en el mercado: los mencionados de Tesla, el Bolt EV, de Chevrolet, y el Nissan Leaf; los recientes contratos de Ford,  Renault, y Nissan, para producciones compartidas en China, nos basta para dimensionar el tamaño del monstruo.

En este sentido, utilizando datos de la IHS Markit, Morgan Stanley Concluye que los modelos de Tesla, especialmente el 3 y el Y, o el 3 CUV, como se le ha llamado, representarán la mitad del mercado para 2020.

Al respecto de las inversiones para infraestructura de carga, el reporte dice sobre Tesla:

“La red de carga de Tesla le otorga a la compañía una gran ventaja competitiva: sus inversiones en el Model 3, en las Gigafactories, y muy notablemente en su red Supercharger, son prueba de ello. A pesar de que tenemos incontables firmas desarrollando autos eléctricos, no tenemos en el radar ubicada a otra compañía que esté realizando inversiones de esa magnitud, ni que esté tan ocupada en crear una red que, a fin de cuentas, es vital para la creación de un parque sólido de autos eléctricos a nivel mundial. La red de carga es crucial para permitir al dueño de un auto eléctrico una completa experiencia con su producto”.

Sin embargo, para Anton Wahlman, analista de SeekingAlpha, precisamente aquí radica el gran fracaso del análisis de Morgan Stanley. En analista se pregunta:

“¿De verdad Morgan Stanley no tiene idea de que Volkswagen ha consolidado un acuerdo para invertir USD$2000 millones para infraestructura de carga? Esto será hecho en cuatro fases de inversión, con la primera ya hecha a mediados de 2017”.

Para el analista, aunque la inversión de la firma alemana tardará alrededor de una década en consumarse, es aún más relevante que la de Tesla, esto porque, la inversión de Tesla (unos 236 millones) es global y un acumulativo desde el 2012, en cambio, la de Volkswagen es sólo para Estados Unidos.

Aunque los números no son estrictamente comparables, en analista no deja de preguntarse: “Morgan pone a Google y a Alphabet como los más grandes competidores de Tesla para el futuro: ¿cómo es esa absurdidad? De todos los autos eléctricos que se fabrican hoy, ninguna es de Google ni de Alphabet. Cero. ¿Y adivinen qué? Dentro de dos años tampoco habrán sacado ninguno”.

Y más adelante en su análisis, proporciona algunas cifras interesantes: a julio de 2017, de hecho, Tesla va detrás del techo de ventas, lugar en el que se encuentra Chevrolet, con 1,971 unidades vendidas de su modelo Bolt EV; luego Tesla, con 1,650; otra vez Chevrolet, con el Volt híbrido; y al final Tesla con 1,400 unidades del Modelo S.

Y para probar su punto, Anton Wahlman se inclina a ver el desempeño del mercado noruego, uno de los que presentan mayor crecimiento, con adopciones que se acercan al 41%.

“En el mercado noruego Tesla y su Model X sólo tienen el 8% del pastel, mientras que el Model S tiene sólo el 3%; antes que Tesla están muchos modelos de la Mercedes, de BMW… Volkswagen tiene, por ejemplo, 21% del mercado, BMW el 18, y la Nissan con su Leaf se están posicionando sólidamente para el final del 2017 y principios del 18”.

Lo cierto detrás de la discusión generada por el informe de la firma, es que los autos eléctricos son ya el futuro de la industria, y nuestro país tiene que dar un paso adelante en la adopción de los mismos, si quiere, en efecto, cumplir sus metas de emisiones para 2025.