Los Supercargadores de Tesla llegarán al centro de las ciudades de EEUU

Tesla, el gigante de los vehículos eléctricos, ha sumado una nueva herramienta a su infraestructura de cargas en Estados Unidos, con la instalación de Supercargadores en las ciudades norteamericanas, con el objetivo de optimizar los tiempos de carga y estimular los viajes de larga distancia.

Los Supercargadores de Tesla se pueden encontrar ahora en su mayoría en puntos estratégicos de rutas por carretera o centros comerciales, de manera que contribuyan a cubrir las distancias que unen una estación de carga con otra, sin la preocupación de tener que realizar alguna parada intermedia. Los nuevos cargadores dotarán de mayor versatilidad a los propietarios, que ya no tendrán que desviarse o parar en un punto alejado de la ciudad.

“Como parte de nuestro compromiso de hacer que la propiedad de Tesla sea fácil para todos, incluidos los que no tienen acceso inmediato a la carga en el hogar o en el lugar de trabajo, estamos expandiendo nuestra red de Supercargadores en los centros de las ciudades”, resaltó Tesla en un comunicado.

Los Supercargadores cuentan con un diseño especialmente pensado para ser llevado a las ciudades, siendo más compactos y sencillos de instalar. Comenzarán su expansión en Chicago y Boston, contando también con una nueva arquitectura de manera que siempre proporcionen la misma energía sin depender de la cantidad de coches conectados al mismo tiempo. La ciudad de Beantown recibirá ocho puntos de carga y la Ciudad del Viento obtendrá 10.

“Las estaciones de Supercargadores en áreas urbanas se instalarán en ubicaciones convenientes, incluyendo supermercados, centros comerciales y distritos del centro, por lo que será fácil para los clientes cargar su coche en el tiempo que les lleva hacer sus compras en la tienda”, compartió Tesla.

Para aumentar la eficiencia y soportar un alto volumen de automóviles, explica Tesla, estos Supercargadores tendrán una nueva arquitectura que ofrecerá una carga rápida de 72 kilovatios de potencia a cada coche, lo que dará como resultado unos tiempos de carga constantes de 45 a 50 minutos para la mayoría de los conductores.

“Los sobrealimentadores en las zonas urbanas tienen un nuevo diseño que ocupa menos espacio y es más fácil de instalar, haciéndolos ideales para ciudades grandes y de alta densidad de población”, subrayó la firma fundada por Elon Musk.

La instalación de los nuevos Supercargadores forma parte de la estrategia de Tesla para doblar su red de puntos de carga hasta 10 mil sitios, desde 5 mil que ya existen en distintos países del mundo.

 

Discusión