Polestar aspira a la décima parte del mercado de Tesla Model 3

- Por

Pese a que Volvo Car Group anunciaba con  bombo y platillo que su primer modelo 100% eléctrico sería toda una revelación y una fuerte competencia para el Tesla Model 3, los resultados del vehículo Polestar 1 no fueron tan avasalladores como se creía en un comienzo.

El automóvil de Volvo resultó ser un híbrido enchufable muy costoso, que el fabricante rápidamente trajo a la producción un año después. Sin embargo, lo ambicioso de su “competencia”, es decir, del Tesla Model 3, es que dicho modelo pretende ser el primer vehículo eléctrico (EV) de gran alcance en el mercado de producciones masivas, por lo que se proyecta que Tesla tenga una tasa de producción de 500,000 automóviles al término del año.

Polestar 1.

Insatisfecho con los resultados no muy satisfactorios del primer modelo y la indiferencia de los usuarios, Volvo anunció la inserción del sedán Polestar 2, mismo que promete potencializar todas las capacidades de su antecesor.

El lanzamiento del Polestar 2 intentará desbancar al Tesla Model 3, por lo que será un vehículo que apuntará como competencia directa y dicho modelo será de baterías eléctricas e introducido al mercado en el próximo 2019.

Por su parte, Thomas Ingenlath, CEO de Polestar, destacó que esta clase de vehículo es indispensable para satisfacer un sector del mercado diverso; “Vamos a necesitarlos para el futuro, del mismo modo que necesitaremos modelos de menor precio para brindar estilo y sensibilidad a mayor público”.

Modelo del 2017: Volvo Concept 40.2.

Además, enfatizó que los vehículos “no compartirán el perfil de los modelos Volvo existentes, pero usarán los diseños de interiores”. En los últimos años, el fabricante de automóviles mostró diseños de dos conceptos, un sedán y un SUV, mismos que serán completamente eléctricos.

Volvo Concept 40.2 sedán.

Ingenlath aclaró también que el volumen de producción esperado de la segunda versión del Polestar, mismo que apuntan a la cantidad de 50,000 unidades para 2023 por la venta de los tres modelos. Cantidad que solo representa una décima parte de lo que reunirá su competencia directa, el Tesla Model 3; por lo que habrá que esperar que Volvo apunte a mayores cantidades de unidades para tener mayor presencia en el mercado automotriz eléctrico.