Mullen reiventará su propio Coda EV: 2018 700e

Si hemos seguido de cerca el crecimiento y expansión de los automóviles eléctricos (EV) en el mundo, recordamos la incipiente aparición del modelo Coda EV, proveniente de una startup con sede en Santa Monica, California; empresa que intentó vender un automóvil eléctrico a un precio asequible y que prontamente se fue a la quiebra en 2013 con solo unos cuantos vehículos entregados.

Sin embargo, sus tecnologías fueron adquiridas por Mullen Technologies, una distribuidora de pequeños vehículos comerciales con sede en California, la cual tratará de reactivar el automóvil eléctrico Coda.

Anteriormente, el sedán Coda no tuvo gran aceptación en su mercado, en el que competía simultáneamente con Tesla.

Además, la empresa anunció que actualmente invierten 500 millones de dólares en acciones con la finalidad de volver a producir dicho sedán.

Entre sus aclaraciones, David Michery, CEO de Mullen, declaró: “Mullen está en la etapa de prefabricación en el crecimiento continuo de la empresa y la aplicación de la tecnología de la batería. Mullen ha tenido un cuarto aumento en el precio de las acciones, que comenzó hace tres años a 0.20 dólares por acción, pero actualmente se sitúa en 5 dólares por acción en este momento”.

En esa tónica, la automotriz destaca que han conseguido 50 millones de dólares en la inversión para llevar a cabo la producción de Coda, no obstante han pedido a sus inversores 10 veces más para asegurar una instalación eficaz de montaje de automóviles así como una fábrica de baterías.

Mullen afirma que el nuevo modelo se llamará 2018 700e y que como su antecesor, Coda, tiene el mismo paquete de baterías de 31 kWh que el vehículo eléctrico original.

Aunque existe incertidumbre por la renovación de un modelo que anteriormente no obtuvo visto bueno por parte de los consumidores y cabe destacar que el Coda no podía competir con EVs de precio similar de marcas más establecidas, -en ese entonces competía con Tesla- por lo que la empresa se declaró en bancarrota; incluso con su precio, gama y diseño, el automóvil nunca pudo posicionarse con éxito en el mercado.

Discusión