Thor Trucks podría desbancar en ventas a Tesla con su prototipo de camión eléctrico

- Por

ET-One es el nombre del prototipo eléctrico de Thor Trucks, empresa de camiones con sede en Los Ángeles, que espera competir e incluso superar el mercado del semirremolque totalmente eléctrico del gigante Tesla.

Este vehículo eléctrico es parte de la nueva competencia entre fabricantes que pretenden integrar camiones que buscan reducir la cuota de mantenimiento y sustituirla por energía eléctrica, en una concientización de las emisiones al medio ambiente.

Semirremolque Thor ET-One.

El semirremolque ET-One está diseñado para transportar de una manera más limpia sin sacrificar el rendimiento; incluso, el vehículo eléctrico de servicio pesado saldrá a carretera en 2019, al igual que su competencia directa, Tesla; por lo que los planes incluyen adelantarse al último.

Con un precio aproximado de $ 150,000 dólares por vehículo, su alcance será 160 kilómetros y tendrá una capacidad de poco más de 36 toneladas de carga. El fabricante optará por ofrecer otras opciones en las que podría existir una con 482 kilómetros de alcance, mismo que elevará el costo a $ 100,000 dólares adicionales.

“Todos piensan que hemos construido un transformer”, dice Semler, director ejecutivo de Thor.

source: https://scr3.golem.de/screenshots/1712/Thor-ET-One/thumb620/download-10.jpg

Por lo que Semler y sus 17 empleados deben lidiar con probabilidades extremadamente largas, pero los avances a pasos agigantados en tecnología de baterías, motores eléctricos y software de control, han dado como resultado que los camiones eléctricos sean más prácticos. No obstante, tendría que tomarse en cuenta que los camiones eléctricos tienen un costo de adquisición más elevado por adelantado que los semirremolques tradicionales de diesel.

Sin embargo, en el embate de Thor y Tesla, estos fabricantes tendrán la autoridad para argumentar la efectiva inversión que sus clientes realicen, ya que con este pago inicial, los beneficios serán muy beneficiosos a largo plazo, debido a los menores costos de combustible y mantenimiento.

Los vehículos eléctricos, además, contaminan menos, una consideración que debe tomarse seriamente, dado que en diversas ciudades y estados preparan una legislación para eliminar vehículos dependientes del diésel más contaminante e incluso, algunos países en los que la próxima generación de vehículos serán los totalmente eléctricos.