Estas leyendo: El 80% de los autos eléctricos que se adquieren en EEUU son por arrendamiento, no por compra

El 80% de los autos eléctricos que se adquieren en EEUU son por arrendamiento, no por compra

Al parecer el boom de los coches eléctricos en Estados Unidos está muy lejos de consolidarse. Encuestas recientes sugieren que los estadounidenses prefieren arrendar un vehículo eléctrico antes que comprarlo; en tanto, otros reportes indican que los conductores prefieren primero alquilar un auto convencional que rentar un vehículo amigable.

Según un estudio de Bloomberg New Energy Finance, los conductores estadounidenses actualmente arriendan casi el 80 por ciento de los automóviles eléctricos, mientras que rentan el 55 por ciento de los vehículos híbridos enchufables.

Incluso otro estudio hecho público por la agencia de alquiler Enterprise Holdings mostró que la mayoría de los clientes que rentan un automóvil eléctrico regresa al poco tiempo para cambiarlo por otro de combustión interna, argumentando, según la propia agencia de alquiler, la limitada capacidad de autonomía de los vehículos verdes. El promedio de duración del alquiler de coches eléctricos para la compañía mencionada es de 1.6 días, muy por debajo de la media de 6 o 7 días que registran los vehículos convencionales.

El estudio de la Bloomberg, por su parte, argumenta que la preferencia de los conductores por el arrendamiento de los vehículos eléctricos se debe por los elevados precios de los mismos, por la expectativa de que en tres años serán obsoletos y por la escasa oferta de automóviles limpios en el mercado de segunda mano, que limitan la oportunidad de tener una experiencia previa antes de adquirir un vehículo verde.

La alta tasa de arrendamiento también está asociada a las apuestas que clientes y especialistas de que los próximos modelos superarán con creces las capacidades de los actuales vehículos eléctricos, incluyendo tecnología, autonomía de la batería y la carga ultra rápida.

“Cuando sale una nueva tecnología y la están mejorando constantemente, generalmente la gente prefiere esperar al nuevo modelo, por eso solo quiere arrendarla”, explicó Steve Center, vicepresidente de American Honda Motor en una declaración en el New York Auto Show 2017.

En Estados Unidos, dentro de la cultura del consumismo, es más común arrendar autos último modelo o un teléfono inteligente, que intentar comprarlo y conservarlo.  Quizás los vehículos eléctricos realmente llegarán a la Unión Americana cuando ya no se les compare con los teléfonos inteligentes, mismos que son vistos como fuera de moda después de tres años.

La escasa oferta de vehículos eléctricos en el mercado de autos usados también está limitando la compra de los mismos; según especialistas, los conductores quieren tener una experiencia propia antes de adquirir un automóvil limpio. En otra perspectiva, es complicado que un comprador de un auto eléctrico se desprenda de su unidad, por el abanico de beneficios fiscales que obtiene por su adquisición, incluyendo miles de dólares en incentivos federales y estatales.

Además, según estimados, casi nadie está conduciendo automóviles eléctricos en este momento. Solo el 1% del mercado global se ha vuelto eléctrico y ese porcentaje es aún menor en Estados Unidos, pese a que Tesla, BMW, Chevrolet, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Mercedes-Benz, Nissan y Volkswagen están pisando el acelerador para adelantar la transición hacia los vehículos limpios. En otras palabras, el boom de los automóviles limpios está lejos de consolidarse en la Unión Americana.

Discusión