Daimler tendrá versiones eléctricas de todos sus modelos en 2022

Daimler, la horizontal que integra a Mercedes y a Smart, ha sido una de las firmas automotrices que más actividad han tenido en los últimos meses en lo que respecta al sector de los vehículos eléctricos: desde su inversión millonaria en una planta de baterías en China, pasando por el lanzamiento al mercado del eléctrico y autónomo Smart, hasta el anuncio de su nuevo modelo eléctrico en Frankfurt, la compañía ha consolidado una de las carteras en la materia más sólidas.

Tanto, que sus ejecutivos han advertido sobre posibles pérdidas económicas en su segmento de vehículos a combustible: la nueva marca EQ Mobility como la principal y potencial responsable.

Según el reporte más reciente de Reuters, cuando a Frank Lindenberg, vicepresidente de Controles Financieros de Mercedes Benz, se le cuestionaba al respecto de la nueva marca y su nuevo hatchback, el ejecutivo afirmó lo siguiente: “al principio de nuestro ciclo de transición, podríamos captar un margen mucho menor de ganancia por los vehículos eléctricos, respecto a los de combustible. En algunos casos podría ser la mitad del margen de ganancia”.

La estrategia de la firma sería la de producir una doble línea para todos los autos: su versión eléctrica y su versión a combustible, en la misma planta de ensamblaje, y ajustar la producción de acuerdo a la demanda. Esto sucedería alrededor de 2022.

“Aún esperamos un porcentaje del 10% de ganancia en nuestros modelos eléctricos: pero debemos estar preparados para la transición, que podría, de principio, representar un margen de ocho o diez por ciento”, añadió.

No obstante, la acelerada reducción del costo de las baterías, que la firma abonaría además con el desarrollo de su nueva planta en China, el panorama se aclara hacia 2025: para entonces existiría una paridad en el costo de producción y venta de ambas líneas.

Con una estrategia como esta, la firma se pondría de nuevo en el panorama de competencia: con otras firmas de lujo como Jaguar y Volvo  electrificando a todos sus modelos nuevos a partir del 2019 y 2020, Daimler se pone un paso adelante con el lanzamiento de su primer modelo EQ alrededor de estos mismos años.

En lo que a la importancia para los medios de información se refiere, este tipo de anuncios tienen una carencia importante, y es que no se aclara nada sobre los volúmenes de producción, la cual sería importante conocer, sobre todo a la luz de las palabras de Lindenberg: si los vehículos eléctricos, hasta el momento, representan hasta la mitad de las ganancias respecto a los de gas, la producción y ventas tendrían que doblarse para alcanzar los estándares de la industria.

El crecimiento del mercado, no obstante, es lo suficientemente rápido para alcanzar paridad en los costos en la fecha que proyectó el ejecutivo. Muchos de los mandatos internacionales en la materia, consideran un avance en su adopción de los eléctricos para esos años. La infraestructura de carga, incluso, estaría mucho mejor establecida.

La transición y finalmente el establecimiento de la industria, en sus más altas esferas, en el mercado exclusivo de los eléctricos, sería en este caso lo más interesante de presenciar.

Discusión