Ford acelera planes para entrar al mercado de los automóviles eléctricos

Ford Motor acaba de prender sus direccionales hacia el mercado de los automóviles eléctricos unas calles antes de lo estimado. Si bien es cierto que la firma de Detroit ya tiene unos años dentro del sector de los vehículos limpios, parece que acelerado sus planes para ampliar su presencia en este mercado.

Jim Hackett, CEO de la emblemática firma estadounidense, confirmó que recortarán un tercio de sus inversiones presupuestadas al sector de vehículos de combustión interna para destinarlas al área de los automóviles limpios.

“Cuando usted está en una compañía de larga vida que ha tenido éxito durante varias décadas, la decisión de cambiar no es fácil –cultural u operacionalmente–; sin embargo, debemos aceptar que las virtudes que nos llevaron al éxito en el siglo pasado no son las mismas que nos pueden llevar al éxito en el futuro “, admitió Hackett, quien asumió la dirección de Ford en mayo pasado.

Hackett, quien prometió mejorar la aptitud de la empresa en un plazo de 100 días para hacerla más competitiva, especificó que planean recortar 14,000 millones de dólares de gastos durante los próximos cinco años e invertir 4,500 millones de dólares al rubro de los autos eléctricos.

“Ford está reduciendo los gastos de capital de motores de combustión interna en un tercio y redistribuyendo ese capital en electrificación, además de la ya anunciada inversión de 4,500 millones de dólares”, confirmó Hackett.

Como parte de su nueva estrategia, Hackett formó un nuevo equipo interno, llamado ‘Team Edison’, para supervisar los programas de autos eléctricos y su nuevo plan de inversión para los vehículos de cero emisiones. Especificó que dentro del cambio de estrategia se contempla la fabricación de menos modelos de sedanes de combustión interna, para desarrollar más camiones y automóviles eléctricos, incluso vehículos híbridos.

Respecto a la menor producción de autos con motores a combustión, Hackett aclaró que Ford planea que un tercio de sus vehículos tengan todavía ese tipo de motores para 2030, el año que algunos gobiernos europeos han planeado su prohibición.

Por el momento, los inversionistas de Ford han reaccionado con cautela al anuncio; en Wall Street, las acciones de la firma experimentan un avance de 0.10% a 12.30 dólares; empero, hay que mencionarlo, han registrado una recuperación del 16 por ciento desde el 18 de agosto, cuando se desplomaron a un precio de 10.57 dólares, en ese momento, su peor cotización de casi 5 años, para ser específicos, desde noviembre de 2012.

Discusión