Todo listo para la presentación de la marca de autos eléctricos inteligentes: Byton

- Por

La startup Future Mobility Corp presentará la marca de sus vehículos eléctricos inteligentes, Byton, durante la edición 2018 del Consumer Electronic Show (CES) 2018, organizado por Consumer Technology Association (CTA) y que se celebrara en Las Vegas, Nevada, del 9 al 12 de enero, con el que pretende conquistar el mercado de los vehículos limpios.

Future Mobility Corp, que está conformada por ejecutivos de Tesla, BMW y Nissan, y que cuenta con el apoyo financiero de la firma Tencent Holdings, pretende conquistar el mercado chino el próximo año con la presentación de su marca Byton, para después llegar a Europa y Estados Unidos en 2020.

“El automóvil eléctrico inteligente de Byton se fabricará en la planta de la compañía en Nanjing, China y estará disponible en China en 2019. El automóvil llegará a Estados Unidos y Europa en 2020. Se diseñará el vehículo sedán y multiusos (MPV) de Byton”, compartió la firma en un comunicado.

En septiembre pasado, la startup con sede en China presentó un adelanto de lo que sería su primer automóvil eléctrico inteligente, en el que se pudo observar un vehículo negro, tipo SUV, con una hilera completa de faros para iluminación nocturna; además de una llamativa configuración de luces LED frontal.

Los primeros informes sugieren que el vehículo será cien por ciento eléctrico con una capacidad de 500 kilómetros por carga, así como con el equipo y sistema necesario para operar de manera totalmente autónoma, con lo que se ubicará en la categoría 5 de autos autónomos, el máximo nivel. La compañía aún no confirma esa información. Lo hará hasta el próximo sábado.

En la parte interior se pudo observar una enorme pantalla ubicada en todo el tablero del vehículo, de  20 cm de altura (8 pulgadas) por 1.25 metros (50 pulgadas) de lo largo. El volante cuenta con una pantalla considerablemente más grande de lo usual, que debe hacer las veces del tablero de mando y probablemente de control de la enorme pantalla frontal. El diseño definitivamente tiene un toque futurista.

La compañía por el momento no ha dado más detalles, relacionados con el precio o la capacidad de aceleración inicial, pero expertos del sector consideran que sería un competidor directo del Mercedes Clase S, aunque por su tamaño y diseño será más parecido a un Audi Q5; aunque no se descartan sorpresas de última hora.

Lo que sí se sabe es que llegará al mercado chino en 2019, considerando que es el mercado de mayor crecimiento y demanda de automóviles limpios, para después llegar a Europa y Estados Unidos, en el año siguiente. La factoría donde se producirán estos modelos estará en Nanjing, en China.