El Model S de Tesla, en conversión a vagoneta eléctrica en Inglaterra

- Por

En una granja en Norfolk, al este de Inglaterra, se está convirtiendo la primera vagoneta eléctrica del mercado. Se trata de un Model S que está siendo modificado de la parte trasera para dar comodidad, o al menos espacio, a un juguetón perro llamado Ted.

Phil Hayton, dueño del perro, ha visto como su mascota ha destrozado la parte trasera de su Land Rover, por lo que ha solicitado a la startup Qwest hacer las modificaciones necesarias para transformar su Model S P90D en una vagoneta, o como se le llama en el mercado europeo, una Shooting Brake.

El Model S, que ha experimentado todo tipo de modificaciones, que van desde carrozas fúnebres hasta limusinas, no había sufrido un ajuste similar como el que se desarrolla en en esa granja inglesa. Siendo un vehículo amigables con el medio ambiente, parece que no lo era tanto con las mascotas bonachonas.

Para Jim Router, ingeniero en jefe de QWest y encargado de realizar la tarea de Phil, una vagoneta eléctrica es un concepto más británico, que americano, por lo que no duda que Tesla pronto comercialice esos modelos en el mercado europeo.

La conversión, a partir de un escaneo en láser, conserva sus cuatro puertas originales, así como la mayoría de elementos, que mantienen y mejoran su diseño aerodinámico. La parte trasera es la que sufrió los principales cambios. Cuenta con un techo solar fijo y otro techo corredizo, sin que ésto sume peso adicional al vehículos, claro, descontando a las mascotas que ahora viajarán más felices.

La única pieza que no irá en fibra de carbono será el spoiler trasero para albergar la antena. El interior se mantendrá original, con algunos detalles en rojo, pero con posibilidades para personalizarlo al gusto más adelante.

Antes de fin de año, deberíamos poder ver el modelo de la primera vagoneta eléctrica del mundo terminada; empero, no descarten que Tesla comience a pensar en una producción en serie en el futuro, principalmente para el mercado europeo.