Nueva planta solar en Túnez abastecerá de energía a Europa

- Por

La compañía TuNur, que tiene capital europeo, construirá una granja de paneles solares que producirá 4.5 gigawatts en el desierto de Sahara y que será capaz de atender la demanda de la Unión Europea para usar energía renovable.

En un comunicado, la empresa anunció que completó el papeleó ante el Ministerio de Energía, Minas y Energía Renovable de Túnez para instalar la planta más grande solar de la región en ese lado del Mediterráneo, la cual estará lista para 2020.

La granja solar  utilizará espejos para reflejar la luz solar sobre un colector central. El colector contiene sal fundida, que puede almacenar la energía solar como calor. Este tipo de granja solar tiene la ventaja de poder almacenar energía durante más tiempo, lo que podría ayudar a compensar las fluctuaciones de energía que tienen otras empresas que hacen lo mismo en la Unión Europea.

El traslado de la energía a Europa también será un gran reto. La empresa está desarrollando tres sistemas de cables submarinos tipo HVDC, que le permitirán llevar la energía con menos pérdidas.

El primer cable estará conectado a Malta, que ya está conectada a la rede de energía de Europa, lo que además le permitirá posicionarse como un centro energético en el Mediterráneo. El segundo cable va conectado al centro de Italia y el tercero irá a Francia. Si bien estos proyectos apenas están en revisión, ya se considerando de interés común por la Unión Europea.

Foto: TuNur

El proyecto es parte de la solución que busca la Unión Europea para cumplir con los compromisos del uso de energías renovables establecidos en el Acuerdo de Cambio Climático de París en materia de desincentivar el uso de combustibles fósiles y aumentar la demanda de autos eléctricos.

Y aunque la mayoría de las naciones europeas están comprometidas con atender el Acuerdo, muchas de ellas no se caracterizan precisamente por ser naciones con muchos días soleados, que les permitan generar electricidad a partir del sol.

En cambio, la planta tunecina generará energía suficiente para abastecer cinco millones de casas y siete millones de vehículos eléctricos en el viejo continente.

Pero no solo los europeos gozarán de los beneficios, la granja en Túnez traerá consigo programas de desarrollo en la región, la industria local tendrá una participación en la cadena de producción y parte de la electricidad servirá para abastecer a la población del país africano.

“La economía del proyecto es convincente: el sitio en el Sahara recibe el doble de energía solar en comparación con los sitios de Europa central, por lo tanto, por la misma inversión podemos producir el doble de electricidad. En un mundo libre de subsidios, siempre seremos un productor de bajo costo, incluso cuando se tengan en cuenta los costos de transmisión”, aseguró Kevin Sara, CEO de TuNur.