Rolls Royce se une a Siemens y Airburs para despegar el primer avión eléctrico del mundo

Ahora que los vehículos eléctricos han invadido las principales ciudades del mundo y se consolidan como la movilidad del futuro, las firmas más importantes de ingeniería comienzan a voltear a otros horizontes para conquistar los siguientes mercados.

La compañía británica Rolls-Royce Holdings Plc recién anunció que se unirá al proyecto de Airbus SE y Siemens AG para desarrollar una aeronave de propulsión híbrida con capacidad para 100 pasajeros, una asociación que no tiene otro objetivo que impulsar gradualmente el primer avión eléctrico del mundo.

Según la agencia Bloomberg, Rolls-Royce aportará su experiencia de 100 años desarrollando motores de aviones para diseñar un motor eléctrico de 2 megavatios de potencia, un modelo 30 veces superior al sistema eléctrico de 60 kilovatios que hasta ahora sólo han logrado desarrollar Siemens y Airbus.

El proyecto se llama ‘E-Fan X’, un avión BAe 146 en el que están probando su tecnología de motor eléctrico. Hasta el momento, ya reemplazaron una de las cuatro turbinas de gas por un motor eléctrico de dos megavatios. El avión híbrido utilizará un único turborreactor eléctrico junto con tres motores convencionales de avión. Se estima que lograrán el primer vuelo en el 2020.

“El E-Fan X es un siguiente paso importante en nuestro objetivo de hacer que el vuelo eléctrico sea una realidad en el futuro previsible. Las lecciones que aprendimos de una larga historia de demostraciones de vuelo eléctrico, comenzando con el Cri-Cri, incluido el e-Genius, E-Star, y que culminó recientemente con el E-Fan 1.2, así como los frutos del E, nos hacen ser optimistas”, resaltó Paul Eremenko, director de tecnología de Airbus, quien agregó que la colaboración de Aircraft Systems House con Siemens allanará el camino para un avión comercial híbrido de pasillo único que sea seguro, eficiente y rentable. “Vemos la propulsión híbrida-eléctrica como una tecnología convincente para el futuro de la aviación “, enfatizó.

El proyecto inicial de Siemens y Airbus tenía un objetivo bastante básico: la creación de un pequeño aeroplano con capacidad para dos ocupantes que serviría como avión de vuelos turísticos. La actual sociedad tiene como objetivo construir un avión comercial, de pasillo único y con una capacidad de 100 pasajeros, impulsado por un motor eléctrico y con una potencia de entre 20 y 40 megavatios.

La fábrica europea de aviones Airbus SE sería la responsable de integrar los sistemas del avión en un conjunto funcional. La británica Rolls Royce fabricaría el generador y el turborreactor, en tanto la firma alemana de ingeniería Siemens AG entregaría el motor eléctrico de dos megavatios. Es importante aclarar que la fábrica de motores de avión Rolls Royce no es la misma que la marca de autos de lujo, que pertenece a BMW AG.

En Norteamérica existe otros proyectos de avión híbrido. Zunum Aero, con sede en Kirkland, Washington, destá trabajando en un jet híbrido para 12 pasajeros. Sus socios en el emprendimiento son Boeing, jetBlue Technology Ventures y el fondo para energías limpias del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Discusión