Tesla exhibe primera imagen de su Pick-up eléctrica y mercado reacciona con vacilación

- Por

Desde su fundación, en 2003, Tesla se ha caracterizado por sorprender al mercado con sus diseños aerodinámicos y elitistas, así como con prestaciones fuera de serie; incluso, su más reciente modelo de camión se alinea a su estilo innovador.

Sin embargo, el mercado ha reaccionado con vacilación y sorpresa a la exhibición de la imagen de lo que será su primera camioneta Pick-up eléctrica, misma que coincidió con la presentación del Tesla Semi Truck, que por cierto, cumplió con las expectativas del mercado.

El diseño de la imagen no coincide en nada con las expectativas de los especialistas del sector, quienes esperaban un modelo más fuerte y de mayor tamaño, acorde a las necesidades del mercado para competir con las camionetas de gasolina de Ford, GM y RAM (Dodge).

Aún no está claro si se trató sólo de un boceto digital o ya es parte de un proyecto real para iniciar más adelante una producción en serie; tampoco se sabe en qué parte de la línea de tiempo de los productos de Tesla puede encajar.

Elon Musk había admitido hace unos meses que podrían utilizar la tecnología del Semi Tesla Truck para diseñar una camioneta eléctrica: “¿Qué pasaría si hacemos una mini versión del Tesla Semi”, dejo entrever en ese momento. Incluso estimó que podría llegar al mercado en los próximos 18 o 24 meses.

No obstante, expertos del sector consideran que la primera Pick-up eléctrica llegará al mercado hasta finales de la década, no antes, porque ahora Tesla está enfocado en consolidar su presencia en el mercado de los vehículos y SUVs eléctricos, así como en los automóviles “low cost”, donde aún está lejos de sus objetivos de producción.

Empero, Musk sabe que el mercado de las camionetas Pick-ups tiene una amplía demanda en toda la región de Norteamérica, sobre todo por el ahorro de combustible y los trabajos en el campo, por lo que no puede descuidarse mucho tiempo.

Para expertos del sector, el proyecto de la “Pick-up” debe ser impostergable, antes de que las crecientes startups del sector metan el acelerador en ese nicho olvidado por el gigante de los vehículos eléctricos.