Una nueva súper red de carga invadirá Europa: E.ON tendrá 10,000 puntos para 2020

La compañía energética E.ON ha anunciado la creación de una nueva súper red de carga para autos eléctricos, que invadirá al viejo continente con 10,000 estaciones de carga para el final de la década. Aunque no está confirmado el número de cargadores por estación, se puede intuir que la red de E.ON será una de las más grandes y poderosas del mercado.

Hace una semana, cuatro de las más grandes compañías automotrices del mundo: BMW, Daimler, Ford y Volkswagen, anunciaron que, de forma conjunta, abrirán una red de carga ultrarrápida bajo el nombre de IONITY; pretenden, para 2020, tener 400 estaciones de hasta 350 kilo watts (kW) de potencia: sus primeras 20 estaciones, estarán abiertas para finales de este mismo año.

Para estos efectos, E.ON, una firma energética internacional, supera por mucho los objetivos de cuatro de las compañías más grandes del sector. Sus 10,000 estaciones, que se añaden ya a una basta y sólida red de activos de carga eléctrica, de igual forma tendrán una potencia de entre 150 y 350 kW, lo que las vuelve estaciones de carga ultrarrápida.

De acuerdo al comunicado de prensa revelado el día de hoy, la red de E.ON: “ofrecerá una capacidad de 150 kW, con la opción de un incremento modular que llegara hasta los 350 kW, esto permitirá que cualquier modelo que posea alrededor de 400 kilómetros de rango, se pueda cargar en unos 20 o 30 minutos”. El objetivo de la compañía, como anotado arriba, es el de desplegar unas 10,000 estaciones por todo el continente europeo para el 2020.

La red de carga que ya posee la compañía se extiende de manera más evidente en Dinamarca, donde posee unas 2000 estaciones de carga, y en Inglaterra (Nottingham, particularmente), donde la firma ha levantado una sólida infraestructura de carga para autobuses eléctricos: alrededor de 60 estaciones exclusivas para estos dispositivos.

En la República Checa, de igual forma, E.ON ha unido esfuerzos junto con Tesla al abrir en este país una estación conjunta, ubicada en la autopista entre Praga y Berno, que ofrece las potencias de la Supercharger, junto con la de otros estándares de carga, de otras firmas, como E.ON. El poder que despliega esta estación conjunta, dividida entre los dos extremos de la autopista, es de 50 – 145 kW de carga. La estación tiene ya un año y medio de operación.

Este rango de carga es el aceptado por el grueso de la flota de autos eléctricos, y aunque a la fecha no hay ninguno que acepte una carga de 350 kW, la compañía pretende abrir paso en este sentido, para la inminente salida de autos eléctricos de nueva generación.

Esta nueva red estaría dispuesta para el consumo y mercado masivos; de acuerdo a la firma, las estaciones estarían, literalmente, por todas partes: desde estacionamientos públicos, supermercados, parques, y plazas comerciales. La compañía, incluso, posee una solución de paneles eléctricos caseros, para que los usuarios de autos eléctricos puedan cargar su dispositivo desde casa.

Aunque no es una solución nueva, ofrece a la compañía un catálogo lo suficientemente amplio para el basto mercado de autos eléctricos, alimentados también por electricidad generada a partir de fuentes verdes. Con el anunció de su nueva red, la firma ha tenido una intensa actividad en redes sociales, en donde, incluso, hacen promoción de una pequeña película, en donde todo lo que se ve, desde los autos, drones, y los vehículos de filmación, son enteramente eléctricos.

Discusión