“Las actualizaciones de software de Tesla hacen que otros vehículos sean vulnerables a la obsolescencia”, dice analista.

Las palabras de Adam Jonas, analista de Morgan Stanley, hacen referencia una característica distintiva de la fabricante estadounidense, que permite a sus vehículos realizar actualizaciones de firmware “por el aire”, también conocidas como OTA (Over The Air), de manera inalámbrica y casi sin intervención del usuario. Esto, dice Jonas, podría hacer que los autos de otras compañías se vuelvan altamente vulnerables en un futuro cercano, de no contar con la capacidad de desarrollar este tipo de tecnología. “El modelo S de Tesla fue lanzado hace 5 años y casi no hay otros coches a la venta que sean capaces de actualizaciones OTA de firmware”, expresó.

Teniendo en cuenta que las actualizaciones OTA de Tesla comenzaron a ser aplicadas en el Modelo S en 2012, el analista se pregunta por las razones que han llevado a las compañías automotrices a no trabajar en el desarrollo de estas tecnologías en todos estos años. En primer lugar, Jonas plantea que la baja demanda y las altas pérdidas que implicaría la creación de un software de estas características podrían haber impedido a las fabricantes ubicarlo como una prioridad.  “Es difícil entender cómo casi ninguna compañía de automóviles ha traído al mercado un coche que sea capaz de tener actualizaciones OTA de firmware”, dice Jonas. El analista argumenta que las empresas fabrican autos que son “incapaces de aprender y mejorar”, algo que, según sus propias palabras, los hará altamente vulnerables a la obsolescencia.

“Sospechamos que las capacidades de software integradas verticalmente de Tesla y su disposición a asumir el riesgo de la piratería hacen la diferencia”, explica Jonas, aunque aclara que la prevención de los hackers es la prioridad número uno del área de seguridad de Tesla. En esta línea, algunas fabricantes ya se encuentran trabajando en actualizaciones OTA, como es el caso de Ford, General Motors y Nissan. Este último se unió a Microsoft el año pasado para ampliar la experiencia del cliente y mejorar el servicio de sus vehículos.

Discusión