PepsiCo se sube a la caja de los camiones eléctricos; reserva 100 unidades del Tesla Semi

- Por

La firma estadounidense PepsiCo ha comenzado su transición hacia los vehículos limpios con la reservación de 100 de los nuevos semirremolques eléctricos de Tesla, como parte de su estrategia para reducir costos por combustibles y bajar las emisiones de toda su flota.

Aunque la reservación de 100 unidades representa apenas el 1% de su flota actual de 10,000 camiones de diésel, el plan de la firma de refrescos de cola y botanas es aumentar al menos en un 20 por ciento su flota de camiones verdes para 2030.

Mike O’Connell, director senior de la cadena de suministro norteamericana de la filial de PepsiCo, Frito-Lay, confirmó la compra y adelantó que aún están evaluando las rutas más convenientes para utilizar el Tesla Semi, que llegarán al mercado después de 2019.

Los primeros informes apuntan a que serán utilizados por PepsiCo para transportar bocadillos y frituras en viajes largos, es decir, trayectos de hasta 500 millas; mientras que para cargas más pesadas, como refrescos, serán empleados para recorridos cortos.

Elon Musk, que presentó el Tesla Semi el 16 de noviembre, adelantó que el precio base esperado de su camión será de $150,000 dólares para un rango de 300 millas y de $ 180,000 para un estimado de 500 millas.

O’Connell no quiso decir cuánto pagó PepsiCo para reservar sus camiones; tampoco mencionó si planea arrendar los camiones o comprarlos directamente, pero estima que actualmente reservar un Tesla Semi cuesta entre $15,000 y $20,000 dólares, por encima de los $5,000 que costaba inicialmente. 

Los 100 camiones de PepsiCo se suman a los pedidos de más de una docena de empresas como Wal-Mart Stores Inc, el operador de flotillas JB Hunt Transport Services Inc. y la empresa de distribución de servicios alimenticios Sysco Corp. Las reservas hasta la fecha se encuentran en 267 camiones Tesla.