Estas leyendo: Noruega vuela alto; apunta a la electrificación aérea para 2040

Noruega vuela alto; apunta a la electrificación aérea para 2040

Ahora Noruega quiere encabezar el mercado de los aviones eléctricos, después de liderar por años las carreteras con vehículos eléctricos. El país nórdico es rico en petróleo, pero ese beneficio ha pasado a segundo plano, pues pretende acelerar y completar su proyecto de movilidad eléctrica en su territorio en las próximas dos décadas.

Autoridades noruegas se han propuesto el objetivo de que todos sus vuelos de corta distancia o en territorio escandinavo sean totalmente eléctricos para 2040. Avinor, la empresa estatal dependiente del Ministerio de Transporte y Comunicaciones que opera en la mayoría de los aeropuertos de Noruega, confirmó los planes y agregó que tienen la intención de ser los primeros en el mundo en completar la electrificación del transporte aéreo.

Dag Falk-Petersen, director ejecutivo de Avinor, cree que los aviones totalmente eléctricos son lo suficientemente potentes como para reemplazar todos los aviones regionales en un país relativamente pequeño. “Calculamos que todos los vuelos que duran hasta 1.5 horas pueden ser volados por aviones que son completamente eléctricos”, explicó el directivo en referencia a los vuelos con destino en ciudades escandinavas.

El principal obstáculo de las autoridades noruegas para desarrollar los aviones comerciales eléctricos, es la fabricación de una batería con la capacidad suficiente para propulsar un avión de al menos 100 pasajeros; aunque expertos consideran que eso será sólo cuestión de tiempo, porque las nuevas tecnologías apuntan hacia esa dirección.

De momento, Avinor anunció que pronto podría sumar a su flota un pequeño avión eléctrico de 19 asientos que se probará en rutas comerciales para 2025, una apuesta similar a la anunciada por la compañía aérea EasyJet, que presentó planes de trabajar en la aviación eléctrica para la próxima década junto con la firma estadounidense Wright Electric.

En agosto pasado, el think tank noruego llamado Energi Norge aseguró que Noruega será el primer país en lograr un mix energético que esté compuesto al 100% por electricidad. “Nuestro objetivo está basado en la energía hidroeléctrica y una colaboración más eficiente entre negocios y autoridades para llegar a ser el primer país que funciona 100% con electricidad en el año 2050”, destacó.

Noruega tiene una ventaja fundamental respecto a otros países: tiene una abundancia sin parangón de ríos y cascadas que pueden producir mucha electricidad con poco esfuerzo, lo que da cierta credibilidad a los objetivos de la nación de ser completamente para mediados del siglo.

Además de tener varios proyectos de barcos eléctricos, Noruega es líder mundial de vehículos eléctricos en términos de cuota de mercado. Los autos verdes representaron más de la mitad de las nuevas matriculaciones en 2017. En diciembre, los coches limpios representaron más del 50% de las ventas de automóviles nuevos, una variación porcentual sin comparación con respecto a otros países del mundo.

 

Discusión